Blogia
Mimi de Ribono

La güeyada d'una neña.

La güeyada d'una neña.

De neña yo vivía la vida como un cuentu máxicu. Mentantu mios pas taben esmolecíos pol so futuru ellí, naquel monte, yo daba  picos rabucos pel prau y esguilaba cola mio hermana a la cerezal (que yera como un bloque pisos), con un cañiqueru pa xingase, fechu con un maderu y dos cuerdes.

Entós mios pas queríen fuxir d'ellí, taben enfotaos en colar pa la ciudá, ensin contar cola opinión de naide.

Yo pasaba les hores canturriando xunto al regatu, pañando miruéndanos, faciendo guirnaldes con floritos y blimes pa prendeles, como una xanina, del pelo.

Xugaba col agua y enguruyábame pa nun fuxir enxamás d'elli, el mio paraísu. Asina, si naide nun m'alcontraba fecha un guruyu, sedría carámpanu o espluma, una pómpara pa chiscar toles flores hasta faceles pingar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres