Blogia
Mimi de Ribono

Pepín.

Pepín.

Pepín agora yá ye un paisanu. Entós tenía nueve años o asina (llévame un par d’años) y arrecostinaba con una llosa, ser el mayolón, el nietu mayor, toa una ironía, pues llevábamonos toos mui pocu tiempu.

¿Qué-y pasaba a Pepín?. Nes mios alcordances, so ma (tía Leo) taba tol día dándo-y a maza cola vara ablanu, yá nun se sabía si yera un correctivu o por costume.

El yera, como dicilo, rebecu, trafulleru, trapaceru y manguán.

Igual me paso un pelín, pero ganóse too esto a pulsu. Pasaba tol día rabilando cómo nun facer los deberes, guardáu fumando bilortos, metiendo tebeos ente los llibros faciendo como qu’estudiaba y dándo-yos col gomeru a los gatos y pitos.

Solía buscar nes primes ayuda, pero namás enteranos de dalguna, díbamos a tou correr col cuentu a mio tía, pa que-y diere en condiciones a Pepín y lu escorriere cola vara pel prau.

Pepín tenía un collaciu "Whisky", un perru espelurciáu, amarronáu, colos güeyos gayasperos, pero mui zorramplu, de sutrucu tiraba pal chigre y nun yéramos quien a sacalu d’ellí. Andaba al debalu igual que Pepín.

Na borrina’l tiempu paez que toi viendo a Pepín cuando comulgó. Col traxe blancu, enllenu cruces de la orden de Santiagu y atacarrináu de botones d’oru. Pa nun desentonar llevaba tamién zapatos blancos acharolaos y una colgadiella d’un costazu a otru. Esi día foi pa nun escaecer: díbamos Pepín, tía Leo, Conchitina (la so hermana), la mio hermana y yo. Salimos col amanecerín pa llegar a tiempu a la ilesia en Siana pel camín pindiu tou embarráu. Pepín púnxose perdíu de folla, asina que taba zaparrastrosu y so ma diba picando peles puertes pa nos dexaren cepillos pa quita-y el barru del traxe y los zapatos. Dacuando había un fontán y teníamos que coyelu en pelondines ente toes pa que nun s’entafarrare más.

¡Cuántos esmolecimientos pa unes creencies que lleren too apariencies!.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres