Blogia
Mimi de Ribono

Biklina la portuguesa.

Biklina la portuguesa.

Esi nome nun se m'escaeció enxamás anque yo yera una rapazuca de cinco o seis años cuando ella vieno a vivir a Les Cases de La Fonte. El casu foi que mio güelu que fora un emigrante n'Asturies fixo una casona de fachada blanca con dos casines averaes y alquilóles a otros emigrantes, pero non de Castiella como nós, sinón de Portugal. Dicir Portugal sonaba como si fuere un pueblín, un llugar sólu, naide dicía Algarve, Oporto, non, Portugal namás.

Ella aportó col so home y el so hermanu. Buscaben trabayu nes mines y alcontráronlu. Biklina taba sóla tol día mentes ellos diben pal trabayu.

Nun sé echa-y los años, tan morena, cola cara pamestina, un moñín prietu, peinetes doraes pacia les vidayes y unos perendengues d'oru. Falaba suavino en portugués, nun pescanciábamos del too lo que dicía, pero gustába-y tar arrodiada de neños. Poro, la mio hermana y yo pasábamos munchu tiempu con ella.

Tenía pintada la casina de colores rosáu y azul y recuerdo ver munchos bacalaos salaos apilaos na cocina. En silenciu veíamos cómo ponía a remoyar el pexe y quitába-y l'agua delles veces. Tamién pasaba'l tiempu pulgando les patates y alcuérdome que sacaba'l pulgu mui finino p'aprovechales lo más posible. Cuando finaba cantábanos cantares y facíanos trences nel pelo.

Una vegada coló de vacaciones pa Portugal y tráxonos un piñu grandísimu d'uves y un quesu cabra. Sacólo too d'una faltriquera que llevaba penriba de la saya. Esta saya yera de pana con  munchu vuelu, mariella con florines azules.

Biklina yera mui melguera y aseñardada y quería muncho a los rapacinos. Por eso va tar nes mios alcordances pa siempre.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Mimi de Ribono -

Queríos amiguinos, quiero felicitavos l'añu nuevu y siguir con vosotros nesti camín pa esparder tolo posible la nuesa llingua.
¡Salú, collacios!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres